Nuestra escuela está afiliada a COEPDI, incluyendo un completo seguro médico con MAPFRE. La licencia anual incluye este seguro y es obligatoria para poder entrenar.

22/7/15

REFLEXIONES JESUS JIMENEZ INSTRUCTOR DELEGADO EUROPEAN HAPKIDO ALLIANCE EN ESPAÑA

Ahora que estamos en la época estival, es buen momento para reflexionar y hacer balance de la temporada, hacemos unas cuantas preguntas a nuestro instructor delegado en España Jesús Jiménez acerca de sus impresiones y reflexiones sobre muchas cuestiones de la escuela.


¿Qué balance hace de este año para la escuela?

En mi opinión ha sido un año tremendamente positivo, aún somos una escuela joven pero me siento orgulloso de sentir como cada uno de nuestros alumnos se sienten parte de algo, de una familia marcial, de como entrenan al máximo cada día, muchos me dicen que tienen la ilusión de mejorar al máximo no sólo por ellos, sino con la motivación de que nuestra escuela sea respetada y conocida como una gran escuela. Eso es un gran orgullo para mí. Al igual que un padre muchas veces disfruta más de los logros de un hijo que de los suyos propios, yo me siento tremendamente feliz viendo evolucionar a mis alumnos , no sólo a nivel marcial , sino en el tipo de personas que se han convertido, y espero sinceramente que el Hapkido y yo humildemente hayamos tenido algo que ver con ello.
Por otra parte este año hemos tenido el primer alumno que ha alcanzado el cinturón negro y otros tres ya están a las puertas, me complace mucho sentir que les he ayudado en este camino.
Por mi parte, mis logros siempre están supeditados a los de mis alumnos, ellos son los que me motivan a seguir mejorando y les estoy tremendamente agradecido.También puedo decir con orgullo que dentro de nuestra humildad que las impresiones que me llegan desde fuera es que se nos considera una escuela que trabaja muy duro y de forma seria, y que nos hemos ganado el respeto de mucha gente a la que admiro profundamente.
Ver como con casi 40 grados la semana pasada en pleno ola de calor tenía la clase llena , o como mis alumnos quedan sus días libres para mejorar aspectos que han visto en clase son aspectos que me hacen tremendamente felices.

También este año se cumplirán casi diez años desde que el reconocido Maestro Sam Plumb, le tomó y aceptó como estudiante, que podría decirnos de esta etapa?

Sin duda es un orgullo ser alumno de un Maestro tan reconocido y prestigioso que ha dedicado su vida al estudio de las artes marciales coreanas y al Hapkido en particular, pero más allá de todo lo que me ha enseñado marcialmente quizá la mayor lección que me ha dado es la de la humildad, él me ha enseñado que el auténtico respeto no es el que se impone sino el que se gana, tuve un instructor anterior que continuamente nos chillaba y recriminaba cuando haciamos algo mal, e incluso no tenía problemas en golpearnos con un palo de madera cada vez que hacíamos algo incorrecto, y sin embargo el Maestro Sam sin necesidad de levantar jamás la voz se ha ganado mi respeto como estudiante para siempre.
También me ha hecho descubrir que muchas veces el Maestro no sólo es un instrumento marcial, sino que el auténtico Maestro es un guía para el estudiante, el año pasado después de mi grave operación de cadera y después de mi dura rehabilitación aún no podía conseguir realizar patadas con el mínimo de calidad que me exijo, y por supuesto no era ni parecidas a como yo las hacía hace unos pocos años, el Maestro con unas pocas palabras me dijo que el Hapkido era muy amplio, que podía trabajar los otros aspectos más intensamente hasta que mis piernas volvieran a responder, que porque centrarme en lo que no podía hacer cuando podía hacer muchas otras cosas, aquellas simples palabras  hicieron que hoy sea mucho mejor  artista marcial,y gracias a ese consejo, puedo decir que he trabajado otros puntos de la técnica  en los que antes no hacía incapíe y he mejorado en muchos aspectos que mi falta de movilidad me ha obligado. Y por supuesto conforme vaya mejorando de mi lesión volveré a por las patadas para dar el mejor nivel posible.
Por otra parte siento que la forma de corresponder a su atención y dedicación conmigo es que mi escuela trabaje duro y que se sienta orgullosa de su Hapkido, y vea que sus enseñanzas se ven reflejadas en sus alumnos.

¿Tienes ilusión en expandir la escuela?

Hace tiempo me planteé primar la calidad en vez de la cantidad, si algún día alguna de nuestros alumnos desea dar clase, con el permiso de mi Maestro tendrá todo mi apoyo, pero en ningún caso permitiré que bajé la calidad que me exigió mi Maestro a mí, en mi opinión cada nuevo eslabón de la cadena debería hacer más fuerte la misma, y desgraciadamente a veces es al revés.
En mi caso mi única motivación es que mis alumnos lleguen al máximo de su potencial y seré igualmente feliz con cinco alumnos o con cincuenta siempre que sienta que están haciendo Hapkido con mayúsculas.

¿qúe objetivos te planteas para la temporada que viene?

Disfrutar de cada entrenamiento, de cada técnica , de cada nueva enseñanza, ser lo suficientemente humilde para estar abierto a seguir aprendiendo, y lo suficientemente orgulloso para entrenar al máximo y no acomodarme, compartir mis experiencias con mis alumnos y aprender de las suyas. Intentar ser un referente en mis valores para que mis alumnos más pequeños crezcan en los principios de humildad, respeto y sacrificio. Y dar las gracias con cada gota de sudor al Hapkido por permitirme recorrer mi camino junto a él  y ser inmensamente feliz practicándolo.