Nuestra escuela está afiliada a COEPDI, incluyendo un completo seguro médico con MAPFRE. La licencia anual incluye este seguro y es obligatoria para poder entrenar.

9/10/10

ENTREVISTA ALEJANDRO INGELMO


Seguimos aprendiendo de las reflexiones y experiencias de nuestros alumnos más antiguos con nuestra habituales entrevistas.
Entrevista a Alejandro Ingelmo:

Alejandro es sin duda uno de los puntales de nuestra escuela; y una de nuestras más firmes promesas; comenzó con nosotros siendo prácticamente un niño y hoy ya como hombre representa los más firmes valores de nuestra escuela y del Hapkido en general.

1- Alejandro; ¿Cómo conociste el Hapkido y que te llevó a probar su práctica?
Cuéntanos un poco como fueron tus comienzos en este arte marcial.

En octubre de hace ya 5 años estaba apuntado al gimnasio Centauros porque casualmente es el más cercano que hay a mi casa. Una tarde, cansado desde hacía tiempo del entrenamiento rutinario de pesas, máquinas, cinta de correr… decidí que quería probar algo distinto, así que eché un vistazo a un folleto del gimnasio y allí vi que se impartía un arte marcial llamado Hapkido. Afortunadamente había una clase que empezaba sobre las 8 esa misma tarde, por lo tanto sin pensármelo dos veces subí al tatami y probé mi primera clase de este arte marcial. Después de haber visto la ejecución de las técnicas, las caídas en salto y de haber realizado (torpemente) las primeras caídas, técnicas, golpes y patadas, decidí que no quería probar otra cosa, quería aprender todo aquello y conseguir hacerlo lo mejor que pudiera. Acababa de descubrir algo que realmente había despertado mi curiosidad: el Hapkido y con él las artes marciales.

Recuerdo que en mis comienzos me costó coger un poco el ritmo de las clases, pero tenía el deseo de querer ser mejor hapkidoka y esa sensación superó aquellos obstáculos del principio y ha hecho siempre que siga queriendo aprender este gran arte marcial que es el Hapkido hasta el día de hoy.

2-Como ya hemos comentado; comenzaste con apenas 15 años a prácticar Hapkido;
¿Cómo crees que ha influido el Hapkido en tu desarrollo personal, moral y físico hacia una persona adulta?

El Hapkido es realmente un sistema que me ha ayudado a tener una gran evolución física, ya que por un lado me ha hecho conocer mejor mi propio cuerpo y por otro lado me ha hecho ver que con esfuerzo puedo llegar a ser más rápido, más fuerte, más fluido y que puedo superar mis limitaciones; hay que superarse a sí mismo día tras día, eso creo que es algo muy importante. Por otro lado, en cuanto al desarrollo moral, me encanta practicar Hapkido porque es algo que siempre me ha ayudado a ser una persona con la mente más despejada y a evitar el estrés en épocas intensas de trabajo o exámenes. También cabe decir que seguir el camino de un arte marcial te infunde valores morales muy importantes y esto es algo que a mí me ha aportado el Hapkido en particular, como por ejemplo: el respeto hacia los demás, la disciplina, el compañerismo y el deseo de mejorar como persona.


3-¿Cuáles son los retos que te planteas como practicante de Hapkido?

En mis primeros días como hapkidoka recuerdo que me conformaba y deseaba llegar a cinturón negro. Por supuesto que me encantaría llegar al nivel de un cinturón negro e incluso más, pero según he ido descubriendo este arte marcial, me he dado cuenta de que lo que quiero realmente y mi verdadero reto es poder aprender y dominar los distintos campos del hapkido tanto como pueda, sin ponerme límites. Aunque sé que es un gran reto, estoy disfrutando mucho del camino y seguiré entrenando duro para conseguirlo.

4- ¿Qué opinión te merece el Hapkido como arte marcial en general; y como sistema de defensa personal en particular?

El Hapkido me parece una de las artes marciales más enriquecidas que existen. Lo abarca todo: trabajo de la energía interna, una cantidad inmensa de golpes de puño, muchísima variedad de patadas a distintas alturas, cientos de técnicas de todo tipo, pelea con armas…Es difícil de aprender por lo extenso que es, pero ahí radica una gran parte de su esencia. En cuanto a sistema de defensa personal, pienso que el Hapkido puede ser muy efectivo para cualquier tipo de situación real en la que podamos encontrarnos en problemas ofreciéndonos multitud de respuestas sencillas, rápidas y eficaces que además podemos intentar adaptar al adversario dependiendo de la situación.

5-¿Qué le dirías a un chaval que se estuviera planteando probar la práctica de este arte marcial?

No te lo plantees más. No tienes nada que perder por ir a probar una clase y sin embargo puedes aprender y ganar mucho por practicar Hapkido.

6- Cualquier cosa que quieras añadir.

Quisiera darle las gracias a todos los compañeros de nuestra escuela MOO HAK KWAN con los que he tenido el placer de entrenar porque me han ayudado y me ayudan día tras día a desarrollarme como hapkidoka, así como también agradecerle a nuestro maestro Jesús el transmitirnos sus conocimientos y a su vez su pasión por el Hapkido.